Los municipios de Escobedo, Allende y Monterrey, en Nuevo León, iniciaron la instalación de cabinas o túneles sanitizantes para tratar de frenar la propagación del coronavirus.

Las personas que tienen necesidad de salir pueden utilizar dichas estructuras de manera voluntaria y gratuita, para protegerse de virus o bacterias, hasta por 12 horas.