Veracruz.- Como parte del Festival Agustín Lara, que organiza el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) se entregó la medalla Agustín Lara, en el teatro de la Reforma, al destacado músico y arreglista Mateo Oliva y al compositor chiapaneco Jorge Massías, destacadas personalidades de la música contemporánea.

El director general del IVEC, Alejandro Mariano Pérez, estuvo encargado de otorgarles la presea, a nombre del Gobierno del Estado, así como una copia del decreto que, a partir de esta fecha, institucionaliza la medalla Agustín Lara como uno de los principales galardones para reconocer el trabajo creativo de los compositores mexicanos.

El maestro Mateo Oliva agradeció el premio, y agregó: “Me siento honrado y comprometido porque, desde hace 20 años, he llevado por los campos sinfónicos la música de Lara, a niveles mundiales”. El creador de la Suite de Lara, adelantó, también, que tiene el encargo de la Orquesta Sinfónica de Río de Janeiro de hacer una suite de música brasileña y otra con la obra del compositor tlacotalpeño.

Por su parte, el compositor Jorge Massías expresó su agradecimiento a los organizadores, al público y especialmente a Yiyi Gasca, la gran promotora de la herencia del músico poeta, “es un honor  recibir esta medalla que lleva el nombre del mejor compositor de todos los tiempos” dijo, visiblemente emocionado, el autor de numerosos éxitos de la música popular.

Ante un auditorio larista, el espectáculo musical inició con el galardonado Jorge Massías, quien interpretó algunos temas de su autoría y han sido éxitos en las voces de Julio Iglesias, Alejandro y Vicente Fernández y Marco Antonio Muñiz, entre otros cantantes internacionales.

Así, los asistentes disfrutaron de Nube Viajera, Con la misma piedra, Niña amada mía, Te aprovechas, Loco, canciones que los asistentes reconocieron de inmediato.

El cierre estuvo a cargo de la Orquesta Universitaria de Música Popular de la Universidad Veracruzana, dirigida por el maestro Oliva, quien interpretó a un Agustín Lara que no se detuvo en géneros y con su intuición supo llevar la sencillez a la más compleja de las formas musicales.

De la mano magistral del maestro Oliva, se escuchó desde Rival hasta Arráncame la vida y Granada, acompañado de las integrantes del ballet Español de la maestra Elba Cena.

 

De la redacción

El Buen Tono