Tennessee.- El FBI y la Policía de Nashville (Tennessee, Estados Unidos) investigaban este sábado 26 de diciembre más de 500 pistas relacionadas con la explosión del día de Navidad en la ciudad, y siguen la pista a “una serie de personas” por su posible conexión con el suceso, que dejó tres heridos leves.

En una rueda de prensa a primera hora de la tarde, las autoridades federales y locales subrayaron que no tienen indicios de que pueda haber más “amenazas de explosión” en la ciudad tras la registrada este viernes, cuando una autocaravana con una bomba estalló en el centro de la localidad.

“Nashville está seguro”, subrayó el jefe de la policía local, John Drake.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), que lidera la investigación, mantiene acordonada una amplia zona del centro de la ciudad donde se produjo la explosión a primera hora del viernes, y seguía peinando el área más de 24 horas después en busca de posibles pistas del responsable o sus motivos.

“Es una zona del crimen masiva, es todo un desafío. Es como un puzzle gigante que ha creado una bomba”, afirmó este sábado el fiscal federal por el distrito central de Tennessee, Don Cochran.