Roma.- El ministro de Sanidad de Italia, Roberto Speranza, informó que junto con Alemania, Países Bajos y Francia se firmó un contrato con la sociedad AstraZeneca para el suministro de hasta 400 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 destinadas a toda la población europea y que podrían estar preparadas a finales de año.

Se trata de la vacuna que está siendo experimentada en la Universidad de Oxford y que ha contado con la participación del grupo farmacéutico AstraZeneca y el italiano IRBM y que se encuentra en un “estado de experimentación avanzado y que finalizará en otoño con la distribución de las primeras de dosis a finales de año”, explicó este sábado el ministro.

“Con la firma de hoy viene un prometedor primer paso adelante para Italia y Europa. La vacuna es la única solución definitiva en COVID 19. Para mí, siempre se considerará un bien público global, el derecho de todos, no el privilegio de unos pocos”, agregó.

Los países de la Unión Europea (UE) se habían mostrado favorables a que la Comisión Europea (CE) diseñara un sistema para la adquisición temprana y centralizada de vacunas contra el COVID-19 y que, una vez disponibles, se distribuyan simultáneamente en función de los Estados miembros.

El coronavirus hasta la fecha ha matado a más de 425 mil personas en todo el mundo, según datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins, mientras que el total de casos de infección es de casi 7 millones 630 mil.

El país más afectado del mundo sigue siendo Estados Unidos, con alrededor de 115 mil muertes y más de 2 millones de casos, mientras que en Italia se cuentan más de 34 mil fallecidos.

La vacuna en la que está trabajando la Universidad de Oxford involucra a 5 mil voluntarios sanos en el Reino Unido, ya seleccionados, y otros tantos en Brasil.

Aunque la fase 3 se duplicará en Brasil ya que la baja circulación actual del virus en Europa hace que sea más complejo para los científicos analizar su efectividad.

Los resultados de la fase 3 sobre la eficacia de la vacuna se esperan para finales de septiembre. Por otro lado, se espera que los resultados de la fase 1 se publiquen en unas pocas semanas.

Los británicos fueron los primeros en llegar a un acuerdo para la compra de 30 millones de dosis y la compañía había anunciado que estaba trabajando en acuerdos paralelos, también con otros gobiernos europeos, para garantizar “un suministro amplio y equitativo de la vacuna en el mundo, con un modelo sin fines de lucro, durante la pandemia“.