in

J. Yunes, Limón y Aíza involucrados en fraude

Superiberia

Córdoba.- Efectivos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) de la primera comandancia, arrestaron la tarde de ayer, en base a una orden de aprehensión girada por el Juez Primero de Primera Instancia, al comerciante Rafael Rodríguez Jácome, vendedor de hot dogs por su presunta responsabilidad en un fraude por varios millones de pesos.

El detenido se hizo pasar como propietario de un terreno de 14 hectáreas, ubicado en el rancho Santa Mónica, realizando una transacción fantasma con el ahora agraviado Julián Loranca Sosa, quien supuestamente le había vendido dicho predio valuado en alrededor de 4 millones de pesos.

Para poder adjudicarse el terreno y posteriormente realizar la venta a Jorge Yunes, Rodríguez Jácome -dueño de un puesto de hot dogs-, supuestamente acudió a certificar la credencial falsa de Julián Loranca Sosa, -legítimo dueño del terreno-, certificación que le otorgó de manera fraudulenta la licenciada Justina Reducindo Canero, notario público en Zongolica, Veracruz. 

Con dicho certificado se trasladó al Puerto de Veracruz a la Notaría número siete a cargo del licenciado Pablo Manuel Kuri, quien realizó la compra venta del predio con documentos apócrifos, validando la venta con una credencial falsa, cuando hay un sinnúmero de requisitos para identificar con base a la Ley del Notariado, a las personas que celebran una operación de esta naturaleza, y así, de esta manera hacen la venta en Veracruz de una propiedad que está en Córdoba.

Ya con el documento de compra-venta en su poder, Rodríguez Jácome vende el predio a Jorge Yunes Sadi, transacción realizada en la notaría de Javier Limón Luengas, tiempo después, al percatarse Jorge Yunes de que Julián Loranca interpuso una denuncia penal por el fraude realizado en su contra, -al darse cuenta de que su terreno lo habían vendido en su nombre con identificaciones falsas-, Yunes realiza una retroventa, pero ahora, por menos de la mitad de lo que supuestamente había pagado al vendedor (Rodríguez Jácome dueño del puesto de hot dogs) y la décima parte del valor comercial del terreno de 14 hectáreas en el rancho Santa Mónica.

Sin embargo, la historia no termina aquí, ya que el -supuesto- nuevamente dueño del terreno Rafael Rodríguez hoy detenido en La Toma, vuelve a vender el terreno ahora a Armando Aíza Debernardi en la notaría de Víctor Manuel Pérez Sánchez, Aíza Debernardi cuenta al día de hoy con las escrituras que lo acreditan como dueño de un predio adquirido -a “ojos del más tonto”- de una manera fraudulenta en operaciones simuladas, al más puro estilo de los roba carteras en Tepito.

El día 9 de noviembre del año 2012, el Juez Primero de Primera Instancia giró la orden de aprehensión en contra del presunto defraudador, Rafael Rodríguez Jácome, luego de encontrar los suficientes elementos de prueba, motivo por el cual ayer martes, policías de la primera Comandancia de la AVI lograron detenerlo.

Luego del arresto, fue trasladado al Cereso de La Toma en donde quedó a disposición de la autoridad judicial para que en las próximas horas se le inicie proceso penal por dicho delito, y será al vencimiento del término de las 72 horas cuando determinen su situación legal.

Rafael Rodríguez Jácome, de 50 años, vecino de la colonia Centro, es conocido por comercializar hamburguesas y hot dogs en la zona de San Román.

 

PARA SABER: México ocupa el 8o. lugar en robo de identidades con las vergonzosas cifras de que tan sólo en 5 minutos junto a un notario tramposo -de esos que abundan y también se ven por aquí-, te roban la identidad, sin embargo, son necesarias 600 horas de trabajo de un abogado para poder recuperarla.

Vicente Guerrero

Peña Nieto promulgará la Ley de Víctimas

La voz de los pedófilos