ads
  • La falta de señalamientos en la obra del bulevar Córdoba- Peñuela provocó graves lesiones a una bebé; hoy podrían operarla en el IMSS.

CÓRDOBA.- La niña Melissa Vázquez de un año y medio de edad, que la noche de este sábado resultó herida de gravedad en un accidente automovilístico sobre el bulevar Córdoba-Peñuela ante la falta de señalamientos de la obra, fue trasladada este domingo al hospital regional del IMSS en Orizaba, gracias a la intervención de los médicos Luis Arturo García Vázquez, coordinador de Orientación y Prevención a la Salud, así como del neurocirujano Hidromiro Huerta, manifestaron agradecidos los padres de la menor.
Asimismo, dijeron que por parte del IMSS se solicitó para este lunes la presencia de un neurocirujano pediatra que podría intervenirla hoy mismo, lo cual confirmaron también fuentes de la delegación Veracruz Sur del IMSS.
La familia está recibiendo el apoyo y las facilidades. Hoy será estabilizada en Orizaba y se harán los preparativos para su cirugía, trascendió anoche.
Asimismo, fuentes dignas de todo crédito dijeron a EL BUEN TONO que la ausencia de señaletica adecuada ya se había alertado desde hace varias semanas a Rubén Carrillo Espíndola, jefe de Servicios de Tránsito, pero como es un “pinche incompetente y no tiene idea de cómo hacer su trabajo, no tomó las medidas correspondientes”.
Empleados del ayuntamiento que solicitaron el anonimato, denunciaron que Carrillo Espíndola es prácticamente un aviador en dicha jefatura, pues llegó al cargo por ser sobrino de la regidora Yadira Espíndola Carrera, titular de la comisión de Tránsito, acude poco a su oficina y gana un jugoso salario que no devenga, pero lo protege su tía.
“Ese cabrón es el encargado de verificar que en ese tipo de obras dentro del municipio haya los señalamientos adecuados para evitar fatales accidentes, como el del sábado, pero como se siente protegido, todo le vale y estamos seguros que él es cómplice por omisión, pedimos que lo investiguen y también le finquen responsabilidad por negligencia”, externaron indignados los trabajadores municipales.

ads