CDMX.- Las jubilaciones en el IMSS crecieron 51.3 por ciento en 2019 en relación con 2018 y le incrementaron presión al Instituto. El costo de nómina de jubilados llegó a 95 mil 316 millones de pesos.

Esa carga significa casi la mitad de lo que se paga a empleados activos de la institución.

Los empleados del IMSS tienen derecho a jubilarse a partir de los 10 años de servicio sin edad mínima, recibiendo el 50 por ciento de su salario base, un concepto que abarca sueldo y hasta 14 prestaciones adicionales, mientras que para retirarse con el 100 por ciento hay que llegar a 30 años de servicio los hombres y 27 las mujeres.

Quienes ingresaron a laborar a partir de octubre de 2004 tienen estos derechos, pero se les fijó edad mínima de retiro de 60 años.

En 2019 se jubilaron 19 mil 425 empleados por años de servicio, mientras que en 2018 lo hicieron 12 mil 834, un aumento fuera de proporción con las cifras de los tres años previos, cuando el promedio anual de retiros fue de 11 mil 941.

En total, ya son casi 259 mil los jubilados que cobran pensión, de acuerdo al Informe de Servicios Personales de 2019.

Con ello, el costo de la nómina de jubilados del IMSS llegó el año pasado a 95 mil 316 millones de pesos, 16.4 por ciento más que en 2016. Los jubilados cuestan casi la mitad que los 431 mil empleados en activo.

En 2017, el costo promedio mensual de cada jubilado era de 22 mil 580 pesos. Para 2019, cada retirado le costó al IMSS 30 mil 821 pesos, sin incluir fondo de ahorro ni aguinaldo.

“Se observó un aumento significativo (de jubilaciones) en el periodo julio-octubre de 2019, al superar el promedio anual”, indicó el informe, publicado en el portal de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.

El Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) del IMSS incluye, además de los jubilados, a 65 mil 151 personas que reciben pensiones por otros conceptos como viudez, orfandad o incapacidad.

Para 2019, el presupuesto total del RJP era de 91 mil 70 millones de pesos, pero debido a la avalancha de jubilaciones, el IMSS terminó gastando 115 mil 854 millones, 27.2 por ciento más de lo previsto.

El Régimen de Jubilaciones se paga en 78 por ciento con el presupuesto del IMSS, que a su vez es subsidiado casi a la mitad por el Gobierno federal; 20 por ciento lo pone directamente el Gobierno y sólo 2 por ciento deriva de aportaciones de los trabajadores.

Otros beneficios al jubilarse por años de servicio incluyen: un pago de prima de antigüedad de 12 días de salario por cada año laborado, de tal forma que un retirado con 30 años se lleva 360 días de salario, adicionales a su pensión mensual.

El Contrato Colectivo de Trabajo también ordena pagar un “aguinaldo” mensual de 25 por ciento del monto de la pensión, más fondo de ahorro en julio.