• Carpetas son mal integradas, afirma magistrada
  • Seguramente también por los “moches”, manifiestan algunos abogados

XALAPA.- La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Isabel Inés Romero Cruz, aseguró que si los jueces liberan a los presuntos delincuentes se debe a que les llegan carpetas de investigación “débiles” o los implicados son presentados fuera del tiempo que marca la ley para ser puestos a disposición de la autoridad.
Esto en relación a los señalamientos que ha hecho el gobernador Cuitláhuac García en el sentido de que existen jueces que liberan a los delincuentes, por lo cual ha llamado a revisar la actuación de los magistrados.
“Sí están trabajando mis jueces, pero hay algunas cuestiones en las que no pueden hacer más de lo que hay, a veces nos llegan débiles las carpetas y por el nuevo sistema de justicia no podemos violentar los derechos de las personas detenidas, que a veces no llegan tiempo a las ciudades judiciales para ser puestas a disposición”, respondió en su defensa.

*el tip
Es urgente que pare la impunidad con la que actúan los jueces y fiscales, quienes liberan a cuanto delincuente la Policía atrapa y pone a su disposición, que por un ‘moche’ los vuelven a soltar para que regresen a las calles a delinquir, insisten abogados.


Sobre ello, señaló “he platicado con los jueces de control y desde que llegué los asuntos, si acaso uno por ahí, están caminando, la gente no suelta con tanta facilidad a los detenidos. Están trabajando a mi ritmo, y como quiere el pueblo de Veracruz que se trabaje, con transparencia”, insiste.
Dijo que en los recorridos que ha realizado en los distritos judiciales ha pedido a los trabajadores, entre ellos jueces, “no torcer la ley” a fin de lograr mejorar la imagen de este poder.
“(Les he pedido) Que lo que hagan, lo hagan bien, todo conforme a derecho, que no me tuerzan la ley, porque la ley se la tuercen a los ciudadanos, no a mí. Limpiar la imagen que tenemos, no les puedo engañar, es una imagen que tenemos a nivel nacional y quiero que se limpie”.
“En el pasado había prácticas no muy agradables, ahora todos se han comprometido, algo que pensábamos que estaba perdido (…) He mandado a traer a los jueces y quieren el cambio e incluso me tienen al tanto de todo a diario, aunque no he platicado con todos”, finalizó.