Superiberia

orizaba.- Tras los hechos violentos y de riesgo ocurridos en Orizaba, donde una patrulla de la policía estatal fue atacada por presuntos miembros del crimen organizado y que dejó como saldo tres elementos muertos, uno herido de gravedad y al menos cuatro detenidos, los orizabeños opinan que las autoridades “están rebasadas” y no se ve una estrategia que de por concluida la situación de inseguridad en en el estado de Veracruz.

Este jueves fue un día negro en la zona Córdoba-Orizaba, ya que ocurrieron diversos hechos de sangre que a lo largo del día se convirtieron en una verdadera pesadilla para miles de familias.

Un joven fue ejecutado en una talachera de Córdoba; posteriormente hubo detonaciones al aire por parte de sujetos a borde de un vehículo en la colonia Linda Vista y más tarde, un hecho similar en el fraccionamiento Lomas de la avenida 27 y calle 18.

También por la mañana de este jueves el comandante de la policía de Amatlán, Manuel Cortés Cruz, fue tiroteado junto con otros tres de sus elementos, hecho que como el de Orizaba, provocaron un intenso operativo Tierra-Aire, aunque finalmente infructuoso.

Para atraer los reflectores, llegó ayer a la zona Hugo Gutiérrez Maldonado, secretario de Seguridad Pública.

Los habitantes de Orizaba lamentaron que el alcalde Igor Rojí López y su policía sean incompetentes ante la delincuencia, pero peor aún, que el edil haya dejado la ciudad a la deriva, mientras busca desesperadamente convertirse en diputado federal para tener fuero constitucional y no puedan encarcelarlo por posibles malos manejos.

Vecino