• Le otorga la libertad a cambio de 75 mil pesos
  • Eduardo Martínez López permitió que aún con el proceso en su contra, ‘El Coyote’ saliera de La Toma
  • El accidente ocurrió la noche del pasado 1 de enero, cuando “El Coyote” manejaba en estado etílico y chocó contra un taxi, marcado con el número 159.

Amatlán.- A punto de cumplirse un año del trágico accidente donde una mujer perdió la vida y un taxista resultó gravemente herido, quedando incapacitado de por vida, al haber sido impactados por un vehículo Jetta, que era conducido en estado de ebriedad por el contador Ricardo Ruiz Olmos, alias “El Coyote”, este último fue puesto en libertad, tras haber entregado la cantidad de 75 mil al juez de control de proceso, Eduardo Martínez López, quien le otorgó la libertad para continuar aún con el proceso en su contra, estando fuera del penal de La Toma, acusaron familiares.
Ricardo Ruiz Olmos, alias “El Coyote”, fue señalado directamente por varios testigos, así como por el taxista Ángel Pozos, conductor del taxi 159, del sitio Hospital General de Córdoba, de ser quien el pasado 1 de enero, al conducir en estado etílico un vehículo Volkswagen Jetta de su propiedad, en el que se desplazaba sobre el bulevar de Peñuela, municipio de Amatlán, los impactó de frente, provocando que esa noche resultara gravemente lesionado el taxista, Ángel Pozos, de 77 años de edad, un pasajero más y una mujer, originaria de Potrero, quien viajaba en el asiento delantero perdió la vida ante el
brutal impactó.
La noche del accidente, “El Coyote” fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Amatlán, trasladado a la Comandancia Municipal y puesto a disposición de la Unidad Integral de Procuración de Justicia Especializada en Delitos Diversos de la
Fiscalía Regional.
Sin embargo, se confirmó que a pesar de que la Fiscalía Regional, bajo su investigación presentó todas las pruebas contundentes contra el responsable de haber provocado el accidente la noche del 1 de enero, aún así el juez no falló contra él, otorgándole su libertad al recibir la cantidad de 75 mil, al continuar el proceso fuera del penal La Toma, confirmado por familiares del taxista, quienes exigen justicia, debido a que quedó imposibilitado para volver a trabajar, teniendo que estar acudiendo a constantes terapias a un hospital.
Además el taxi que conducía esa noche, fue considerado pérdida total y por parte del causante del accidente no se hizo responsable en la reparación del daño, indicando la familia que no es justo que la persona que provocó el accidente esté libre y el afectado imposibilitado para trabajar y sin el taxi que era su patrimonio, todo por que el juez de control de proceso, Eduardo Martínez López.