Alejandro Solís
Columnista

#ComoAnilloAlDedo. “2020 no ha sido un buen año: la pandemia tumbó la economía (pero) gracias al milagroso aumento de remesas, empezamos a salir del hoyo” (AMLO, Segundo Informe).

Presumiendo el 71% de preferencias de una muestra del universo seleccionada por la secretaria de Gobernación, dicta que la mayoría de un 60% de electores desea verlo continuar en el encargo, sin reparar en el montón de enemigos -los más, gratuitos; y/o etiquetados- convencidos de la importancia de bajarle de yemas a su coctel ególatra.

El especialista en técnicas de manipulación masiva, con esas cuentas cristalinas, rindió su segundo informe protegido por símbolos destrozados por él mismo, cuando era aspirante al cargo.

#BlindandoMafiasDelPoder. Sabedor de pender de un hilo, a nombre del pueblo, enfatiza al presidencialismo aplanador, designa por dedazo, blindado al régimen militarizado protector del sur norteamericano, con cuidados esquizofrénicos de la investidura presidencial; aun, “indultando” señalados, encausados por fiscales norteamericanos.

Alegórico, santifica miserias capitalistas, como hacer pasar por milagrosa la aparición del covid-19, su curación, así como el dinero enviado por braceros indocumentados explotados, apenas “legalizado” mediante el trámite de remesas bancarias.

#ProtegidosPorElEscudoDeJesús. Resuelto el peloteo presidencial de los Estados Unidos a favor de Joseph Robinette Biden, Jr., insistiendo Trump en haber ganado con trampas confabuladas por sus numerosos enemigos incluyendo destacados miembros de sus clanes, lo abandonan no pocos de sus empleados y seguramente socios cansados de su petulancia, prepotencia, racismo, 25 mil mentiras y omisiones. 

Súmanse alegres más de la mitad de los electores gringos, casi todos los gobiernos de países amigos y enemigos, aliados del sistema socio-económico, el Papa Francisco, así como millones de humanos, iraníes por delante, ofendidos por crímenes selectivos teledirigidos.

8 millones de votos indirectos y más de 100 directos del verdadero tribunal elector gringo dividen las preferencias del 60% de la sociedad norteamericana, en lo que técnicamente es un empate entre demócratas neoliberales ¡capitalistas! y republicanos proteccionistas, ¡capitalistas!

Extraña que en esta ocasión las acusaciones interventoras de Donald no embarren a Rusia, ni a tanto terráqueo feliz.

#DependenciaAbsoluta. Argumentando principios de no intervención, su amigocho del alma, AMLO, sigue esperando que el Estado profundo yanki ratifique su éxito nombrándolo presidente constitucional, para, así sí, lo felicite, respetuoso de la soberana inexistencia.

¿Y, si Biden, no es ratificado? No pasa nada, pues los negocios no dependen de criterios del administrador en turno. Como consta, en actas: en pleno rebrote pandémico, declara desinfectados a la mayoría de los estados, listos para recibir vacunas dudosas, ya pagadas.

#MetirasNomásMentiras. El simplismo teórico de López brota al persistir en su código político:

Si lo apoyamos, somos liberales incondicionales de la 4ªT o no pasamos de conservadores reaccionarios negados a reconocer las bondades de su programa bienhechor, a pesar de errores, desprecios y agresiones.

#CartillaMoral/DesorientaciónÉtica. Atascados entre los intereses inestables de los gringos peloteándose masas y neo tribunales inquisidores el control del mercado mundial, perdiendo terreno europeo deseosos de recuperar glorias perdidas atrapados entre dominios rusos y chinos, los financieros “mexicanos” y sus sirvientes nativos no saben en la canasta de quién poner sus blanquillos.

Por historia económica, penetración ideológica y geo-militar, las fidelidades abonan a favor de los americanos, sean de una u otra careta, pues la frágil cutícula entre ellos no depende de lo que carecen (identidad, sueños, afinidades raciales), sino del mercado que ofrezca más ganacias y garantías de inversión.

#MaquiladoDobleVista. México quebrado crónico y sin modo de pagar la deuda, es un auténtico “Bocatto Di Cardenale” destinado a tributar a las cadenas de valor materias primas naturales, agrícolas, cárnicas y mano de obra baratas: la más apreciada de todas las depreciadas mercancías.

Ganando una décima acá y allá una cuarta parte de los salarios formales, los trabajos desempeñados en calidad de indocumentados y maquiladores añaden valor extraordinario a la producción, comercialización mercantil y al consumo.

Esa realidad, más los 3152 kilómetros de frontera norte, implica medidas militares y policiales gringas para cuidar su bienestar, amurallando nuestro pasado, presente y futuro sin destino.

#¡SantasInquisiciones! Desde Juárez, benemérito de los americanos, se liberan tierras y hombres del dominio de la iglesia legalizando su incorporación al mercado libre capitalista -sin obligaciones de procurar su vida-, y, hasta la fecha por leyes de Peña Nieto decretadas con la complicidad de los partidos reformistas electoreros, desde hace dos años remarcadas y ampliadas con ajustes de formato amplio, como es el caso de la presencia militar en funciones policiales, aduanales, constructoras, de cuerpos policiaco militarizados.

Una maravilla calcada del fiscal electoral gringo y del TEPJF, remata cualquier viso democrático: el Fiscal General con capacidad de decidir incuestionablemente sobre la pertinencia o, no, de cualquier reclamo, quebranta el derecho de amparo y los derechos humanos. Así las cosas, ¿quién presume de soberano? Quién miente.

#SirvientesDelCapital. Ideas prendidas hace apenas 50 años en las mentes y corazones de los hoy abuelos excluidos de los beneficios del sistema, han sido borradas de libros, universidades, medios de comunicación y difusión, manifestaciones, así como en no pocas expresiones críticas.

Conciencia, internacionalismo, democracia proletaria; clases sociales, lucha de clases, partido de clase, fueron sustituidos por tecnicismos propios de los objetivos y organización empresarial para limitar el alcance de las luchas a reclamos, peticiones y gestiones intermediadas ya ni siquiera por diputados, senadores, presidentes municipales, gobernadores y jueces, escudados en el respaldo mayoritario legitimado del actual régimen federal, rejuntando a propósito por el Estado de facto para servir de válvula de escape al resentimiento social, a la crisis general de capital, en especial, al desprestigio del gobierno emanado del juguete electoral.

#GatopardismoMilitarizado. La pandemia del Coronavirus, covid 19-sars, cae “como anillo al dedo”, pues dirigida la inyección del antiviral, será más efectivo regalar vida, que láminas de cartón y frijolitos con gorgojo, a favor del oportunismo electorero morenero.

Súmense a las mentiras populistas las tranzas arrastradas tras de distinguidos adherentes. Dice la voz popular: Endall de la familia Romo; Jiménez Espriú y familia dueños de Etileno XXI, filial mexicana de Odebrecht; Pío López Obrador, Arturo López Obrador y esposa ligados a corruptelas de Duarte; Felipa Obrador Olán, igual, transexenal favorecida con licitaciones de Pemex a favor de su empresa Litoral Laboratorios Industriales.

#DaLoMismo. El reacomodo y desplazamiento de grupos financieros amarrados con burgueses locales afecta a antes favorecidos. Por lo que resulta un mal esperado la serie de conflictos generados, ya sea para evitar perder el grueso de su patrimonio mal habido, o, de sumarse al nuevo principado. Qué más da.

Mientras el centro del sistema siga controlando, no importa la conformación de su periferia, al punto de tener al cargo de su administración contable a un dirigente “agitador de izquierda” reclamando beneficios populares presentado ante las masas apenas simulando una guardia personal austera, pero escudado por la cada vez más férrea militarización del área de seguridad de su amada Patria Norteamericana.

Mientras con-firme esa política, económica, militarizada: ¡el Peje puede decir lo que antoje!, protegido por anillos y medallitas de cristal, acumulando querencias de quiénes lo desean postrado en su amado rancho.