• Por Andrés Timoteo / columnista

CORONAVIRUS, UN AÑO
Los científicos todavía no han confirmado si salió de una sopa de murciélago, de un pescado congelado o de la mordida de un pangolín, pero el Coronavirus ya cumplió un año de diezmar a la humanidad. Por estos días del 2019 ya se tenía el primer enfermo reportado oficialmente -aunque los expertos tampoco han podido comprobar que se trate del ‘paciente cero’-, un hombre de 55 años de Wuhan, China.
Esta persona se habría infectado a finales de noviembre y desarrolló lo síntomas gripales visibles en la primera semana de diciembre. De ahí vino el tsunami: el día 15 se reportaban 27 infectados, el 31 ya eran 266 y para el 5 de enero sumaban 381. La alerta mundial saltó en los albores del 2020, aunque pocos la escucharon y en algunos países se tardaron hasta tres meses en reaccionar ante la amenaza epidémica.
Francia y España lo hicieron a mediados de marzo, Italia ya había emitido el decreto de emergencia en febrero. México lo hizo hasta el 31 de marzo, casi tres meses más tarde y fue en medio del negacionismo y las risas burlonas del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien inicialmente quiso darle un sesgo partidista a la emergencia diciendo que era más peligrosa la “PANdemia”, en alusión al partido político opositor, que la gripe.
El tabasqueño y su vocero de sanitario, Hugo López Gatell, minimizaron el peligro, aseguraron la duración de la enfermedad no rebasaría un mes y si acaso habría 6 mil decesos, pero ya van casi 116 mil muertos. Nada hicieron para proteger a la población y continúan con un negacionismo criminal. En estos momentos, la Ciudad de México es zona crítica y algunos expertos, poco optimistas, sostienen que en plena Navidad podrían verse escenas apocalípticas como hace meses tuvieron Ecuador, Perú y Estados Unidos.
A un año de distancia, el virus SARS-CoV-2 ha infectado a 72.1 millones y ha cobrado la vida de un millón 600 mil de personas en todo el mundo. El sábado pasado, a la par que se cumplía el primer aniversario de la aparición del patógeno también se rompió el récord de contagios y fallecidos en todo el orbe: en 24 horas se infectaron 692 mil personas y de ellas murieron 13 mil.
Las cifras actuales ya superan aquellas de la primera ‘ola’ pandémica sufrida en primavera y el pronóstico es muy negro, pues el ritmo de contagios no ha amainado, a pesar de las medidas draconianas adoptadas tras el verano -el semi confinamiento de la población, el ‘toque de queda’, el cierre perimetral de ciudades, el regreso al teletrabajo y a las clases escolares de forma virtual, el aforo constreñido a sitios de culto, funerales y bodas y el horario restringido en restaurantes, bares y cafeterías, entre otras-.
Pero la Covid-19 no solo ha roto la numerología de la primera oleada, sino que también ha puesto de cabeza los paradigmas que se habían fijado meses atrás. Por ejemplo, Alemania y Corea del Sur que fueron considerados como modelos a seguir en el manejo de la crisis sanitaria ahora están en situación casi caótica por el rebrote. Los alemanes regresarán al semiconfinamiento, se cancelan clases presenciales y los bares, cines, cafeterías y restaurantes estarán cerrados. Todo eso desde este martes y hasta el 10 de enero. La península itálica tiene un registro diario de hasta 30 mil infectados.
Lo mismo Seúl, la capital coreana, volvió al confinamiento parcial porque se reportan hasta mil casos de infecciones por día y los hospitales están en riesgo de colapsar. En Italia, donde se ubicó el epicentro de la pandemia en primavera, el fin de semana rebasó los 64 mil muertos -tiene un ritmo diario de entre 500 y 600 – y se colocó como el país europeo con más decesos, superando a Gran Bretaña. Ya es el quinto lugar mundial en el número de fallecidos después de Estados Unidos, Brasil, India y México.
En resumen, nada ha frenado a la Covid-19 y habrá festejos navideños bajo alta tensión. Todos los países europeos ya dispusieron medidas para mantener a la gente en casa y evitar los festejos multitudinarios. Será una “Navidad encerrada” o “Noël enfermé”, como dicen los franceses -ojo, ‘enfermé’ no viene de ‘enfermo’, sino deriva del verbo “fermer”, cerrar-. Los ingleses lo llaman ‘Christmas on lockdown’.
 
KARMA-COVID
Mientras el mundo se prepara para una Navidad en confinamiento, los ‘covidiotas’ abundan en Veracruz con el agravante de que muchos tienen cargos públicos. El fin de semana hubo un escándalo en la capital de la entidad porque varios diputados locales organizaron una ‘Fiesta Covid’ en la cantina “El Varadero”, propiedad del panista Sergio Hernández. Allí hubo de todo, no solo licor, recuerden que a ese diputado lo han acusado sus propios homólogos de tener adicciones más sofisticadas.
Hernández, ligado al yunismo y con serías taras académicas, quiere ser candidato a la alcaldía xalapeña. Hace días difundió una fotografía con Miguel Ángel Yunes Márquez en un restaurante donde le ofreció todo su respaldo en tal pretensión – ¡ah para amiguitos! – y poco faltó para que se lo llevará a la cantina “El Varadero” a que le hiciera el honor de destaparlo electoralmente. ¿Se lo imaginan? Si ya con el actual edil, el morenista Hipólito Rodríguez, todos se quejan de que el palacio municipal huele a ‘petate quemado’, con el panista se convertirá en un laboratorio de química amateur. Y lo del fin de semana también desató la especulación electoral de que el yunista trae acuerdos con Morena, ya que varios legisladores marrones estaban en el convite. Uno de ellos fue Augusto Nahúm Álvarez Pellico, captado en fotografías cuando departía alegremente en la borrachera coronavírica. Sí, es el mismo que en agosto del 2019 fue ventaneado mediáticamente con una botella de whisky de más de 5 mil pesos en un evento del ayuntamiento de Orizaba y es el mismo que quiere ser candidato a la presidencia municipal de ese lugar. El “rey del chupe” quiere gobernar a los orizabeños. Son temerarios estos ‘covidiotas’, aunque más zopencos serán los que voten por ellos.
Por si algo faltara, el analfabeta Hernández ahora se queja de que el ayuntamiento de Xalapa hostiga a su cantina, luego de que fue clausurada por la ‘Fiesta Covid’ y se dice víctima de persecución política. ¿Se acuerdan cuando en julio del 2018 él mismo maniobró con el gobierno yunista para que policías de Seguridad Pública catearan el antro propiedad de la entonces diputada Cinthya Lobato y, supuestamente, le sembraran droga como venganza porque lo acusó de robarse las prerrogativas de la bancada panista para gastárselas en sexoservidoras, alcohol y estupefacientes? Es el ‘Karma-Covid’.
 
VOTOS PANDÉMICOS
El Córdoba hay otro diputado de Morena que también quiere ser alcalde y no repara en nada para condicionar el voto de los ciudadanos. Es Rubén Ríos Uribe, ex presidente de la mesa directa en el Congreso estatal, quien ahora ofrece a todos los cordobeses que tengan a una persona infectada de la Covid-19 el servicio gratuito de desinfección de sus domicilios.
Ríos Uribe comenzó con esa estrategia oportunista en septiembre al instalar módulos de ‘sanitización’ en algunos puntos de la ciudad y ahora ya promociona que irá de casa en casa rociando un líquido que, asegura, elimina el virus gripal. Todo a cambio de la fotografía para promoverse y el compromiso de los beneficiados para votar por él -algunos dicen que su gente levanta un padrón con copia de su credencial para amarrar el compromiso de sufragio, ¿será? -. Lo cierto es que, sin ningún pudor, este tipo busca sacar raja electoral de la enfermedad.
Por cierto, un dato peliagudo para Ríos Uribe es que si sus opositores se ponen listos hay muchas posibilidades para tumbarlo de la candidatura. Dos vías están abiertas para eso, una que su pareja sentimental insista en la denuncia penal por la golpiza que le propinó -aunque dicen que ya está bajo amenaza y el expediente ya lo desaparecieron en la Fiscalía General y la otra -y más segura – es que se procese el veredicto que emitió recientemente en su contra el Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) por discriminación de género.
El pasado 6 de diciembre, el TEV emitió un fallo contra Ríos Uribe como presidente de la Comisión Permanente en la legislatura por excluir a una diputada panista de las sesiones y notificaciones de dicho grupo de trabajo. Ese fallo sienta un precedente en Ríos Uribe que lo podría vetar para una candidatura en el 2021, pues desde el 28 de octubre el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió los lineamientos para el proceso electoral del año venidero que contemplan sancionar a los agresores de mujeres.
A fin de dar cumplimiento a la reforma del 13 de abril para combatir la violencia de género, el Consejo General del INE dispuso que se niegue el registro de candidaturas a cargo de elección popular a cualquier varón que cuente con antecedentes de denuncia, investigación, proceso o condena por violencia familiar, doméstica, o cualquier agresión de género. Vaya, ahí le pueden atajar el camino al dipsómano diputado, pues ya tiene un documento sancionador de parte del TEV.  La obra se llamará “pónganle la cola al burro”, con eso de que al señor Ríos Uribe lo conocen con “Burrén”.
En Xalapa hay otra diputada de la misma camada que también aspira a la presidencia municipal y anda tras los ‘votos-Covid’. Se trata de la legisladora federal Dorheny García Cayetano, quien fue ridiculizada en un programa televisivo porque mandó a instalar lavabos en la vía pública para que la gente procure la higiene de manos. Obviamente ese módulo tiene el nombre de la diputada García escrito y resaltado para que los usuarios sepan que ella los mandó a colocar.
La burla sobre la legisladora García -que dicen que es medio hermana del gobernante en turno, Cuitláhuac García, y muchos hasta piden que muestre su acta de nacimiento- es que esos lavatorios ¡no tienen agua! Solo pusieron el aguamanil, el grifo y unos tubos de plástico que no están conectados ni a la red de agua potable ni al drenaje sanitario. Son hechizos. Sin duda, hasta para engañar a la gente hay tener talento. Pura torpeza con estos aprovechados de la pandemia. (https://n9.cl/d4178).