La automatización de la fuerza laboral se ha acelerado a raíz de la pandemia de coronavirus, lo que sugiere que para 2025 el reparto del trabajo será prácticamente al 50 por ciento entre las máquinas y las personas, lo que puede contribuir a un aumento de la desigualdad, según advierte un estudio del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

“Para el año 2025, los empresarios dividirán a partes iguales el trabajo entre personas y máquinas”, señala el informe, que anticipan un auge de la automatización en enfocadas al tratamiento de información y los datos, así como en las tareas administrativas y trabajos manuales rutinarios en puestos de trabajo administrativos y productivos.

Según las estimaciones del WEF, para 2025 la tasa de automatización de la fuerza labora será del 47 por ciento, frente al actual 33 por ciento, mientras que los empleos desempeñados por seres humaron representarán el 53 por ciento, muy por debajo del 67 por ciento actual.