Córdoba.- A pesar de que  los artesanos tejedores de figuras religiosas y palmas, se instalaron con anticipación en los atrios de las parroquias de la localidad en espera que durante el Domingo de ramos sus ventas resultaran favorables, los comerciantes lamentaron  que durante este día, no lograran ni siquiera rebasar el 50 por ciento en ventas.

Aunque se esperaba que durante el día de ayer, los comerciantes incrementaran el precio de sus artículos, para obtener mayores ingresos, la poca demanda que presentaron, los obligó a realizar todo lo contrario, optando por disminuir sus costos.

En el caso de las ramas hechas de palma, acompañadas de algunas hierbas aromáticas como el romero y manzanilla, así como las espigas de trigo, se ofrecían hasta en 5 pesos cuando anteriormente estaban entre los 10 y 15 pesos, dependiendo de los tamaños.

Los artículos más elaborados, como cruces, copas, vírgenes, y demás que tenían un costo superior a los 60 pesos sufrieron un decremento en sus precios, ofreciéndose en 40 y 30 pesos, respectivamente.

Los comerciantes que se ubicaron en la zona de la Catedral de la Inmaculada Concepción como Juana, quien alimentaba a su bebé, lamentaba las mínimas ventas logradas durante todo el día; “la gente ya no quiere comprar, yo estoy vendiendo las varitas en cinco pesos y sólo he vendido 10”.

 

Yessica Martínez
El Buen Tono