La Navidad

ORIZABA.- El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, manifestó que el robo de las vacunas contra la influenza genera desconfianza y descontento entre la población en una temporada que es de suma importancia y aún más grave es el robo de medicamentos oncológicos, pues no sólo se daña un patrimonio económico, también la salud de quien padece cáncer. 
Mencionó que “es grave el robo de medicamentos, puesto que no nada más se daña un patrimonio económico de las instituciones sino que repercute en la salud sobre todo de personas con una enfermedad grave como es el cáncer”. 
Aunado a ello, dijo, está el robo de vacunas contra la influenza y “por supuesto que también esto genera desconfianza y desconcierto. Creo que esas son de las acciones en donde se debería de impulsar la lucha contra la corrupción, de evitar no solamente declarar el delito que se está estableciendo, sino que se dé un seguimiento para que se apliquen las sanciones correspondientes a las personas que cometen estos ilícitos”. 

*el tip
¿SERÁ POSIBLE?
Todo parece indica que esas vacunas nunca llegaron y ahora para justificar su negligencia e inoperancia dicen que se las robaron, ¿quién en su sano juicio se ha a robar miles de dosis? ¿en dónde las pudiera vender sin que lo descubran?