Los precios bajaron por primera vez en nueve meses en EU y dejaron la tasa anual en el 1.9% al cierre de 2018, con lo que la Reserva Federal logra espacio para aminorar el ritmo de ajuste monetario planteado.

En diciembre, el índice de precios al consumo (IPC) bajó un 0.1 por ciento, según los datos divulgados hoy por el Departamento de Trabajo.