Esperanza.- Exponiendo su propia vida, pero con la firme intención de no provocar una desgracia y no dejar ninguna persona lesionada o fallecida en el camino, un trailero recorrió más de 10 kilómetros de autopista al quedarse la unidad sin frenos, durante la noche del domingo en la México-Puebla.

“Hice todo lo que estuvo en mis manos para evitar un accidente y salvar la vida de muchos automovilistas, gracias a Dios se evitó una desgracia, y gracias al apoyo de los elementos de la Policía Federal logré llegar hasta la rampa de frenado”, fueron las palabras del conductor del tráiler luego de terminar volcado a la altura del kilómetro 47.

Lo que pudo haber terminado en tragedia, comentaron oficiales policiacos, inició alrededor de las 19:00 horas del pasado domingo, cuando elementos asignados al operativo Carrusel detectaron que a la altura del kilómetro 37 en el carril con destino a México circulaba a exceso de velocidad un tráiler con caja seca, razón social de transportes Medrano.

Luego de tener contacto con el operador y conocer que iba sin frenos, se implementaron los protocolos de seguridad para brindarle el apoyo necesario, como escoltarlo y abrirle paso a la circulación para evitar un accidente mayor, informó la Policía Federal.

A una velocidad de 160 kilómetros por hora, la pesada unidad, cargada con 15 toneladas de papel, descendía librando vehículos pequeños y de carga pesada. Su operador, un hombre de 37 años de edad, nunca perdió el control y menos las esperanzas de llegar a un final sin problemas mayores.

Luego de manejar de manera titánica, a la altura del kilómetro 47 el operador tomó la rampa de frenado y ahí volcó la unidad, quedando la cabina seriamente dañada. “Bien porque supiste manejar la situación, en ningún momento perdiste el control, manejaste con responsabilidad”, indicaron los oficiales.