CDMX.- La Secretaría de Educación Pública cambió la forma de calificar a los niños de primaria y secundaria ante la contingencia sanitaria, por lo que por primera vez, no se les evaluará el tercer periodo y las boletas se les entregarán a sus padres o tutores por correo electrónico o por teléfono.

Durante el mes de agosto se llevarán a cabo dos procesos de regularización para estudiantes de secundaria, con acompañamiento previo y apoyo académico. Para las alumnas y alumnos que transiten de sexto de primaria a primero de secundaria, no habrá exámenes de ingreso.

En los primeros dos grados de secundaria, los niños también pasarán de grado con seis, siempre y cuando hayan aprobado seis materias. En tanto que para avanzar al nivel medio superior, a los alumnos de tercero se les pedirá haber pasado todas sus materias con mínimo de seis; el año escolar se repite con cinco materias reprobadas, y con cuatro, los alumnos pasan a regularización. Los exámenes de ingreso a bachillerato se llevarán a cabo en cuatro fechas: 8, 9, 15 y 16 de agosto.

Mientras que para avalar el tercer periodo del ciclo escolar 2019-2020, el que faltaba tomar cuando inició la emergencia sanitaria en el país y se cerraron las escuelas, se les promediarán los primeros dos, de acuerdo con la guía de trabajo que elaboró la Subsecretaría de Educación Básica para la Sesión Ordinaria de Cierre del Ciclo Escolar ante el COVID-19 del Consejo Técnico Escolar el 8 de junio.

La SEP estableció que “para el caso de educación primaria y secundaria, la valoración del tercer periodo será el promedio de las calificaciones obtenidas en los dos periodos de evaluación previos, sumando a éste todos los elementos de valoración que el docente considere”.

Determinó que el maestro de grupo o el director de la escuela, en caso de que el primero no tenga posibilidad de hacerlo, podrá tomar en cuenta el esfuerzo e involucramiento de las familias y los estudiantes en el programa Aprende en Casa, así como las guías de trabajo y las tareas a distancia que realizaron; también se podrán considerar las actividades digitales.

La carpeta de experiencias también podrá tomarse en cuenta, pero sólo en los casos en que los estudiantes y sus familias hayan tenido oportunidad de compartirla con sus docentes, pero subrayó que no se solicitará que los niños les envíen a sus maestros sus carpetas y, en todo caso, éstas se utilizarán como elemento de evaluación diagnóstica en el inicio del próximo ciclo escolar. Sólo se integrará en la calificación, si beneficia a los menores de edad.

La SEP determinó que “la valoración de la carpeta se usará únicamente en beneficio de las niñas, niños y adolescentes para aumentar su calificación, nunca para perjudicarlos”, refirió la institución.

Eliminó la reprobación para acreditar el curso y pasar al siguiente grado en preescolar, de primero a segundo grado de primaria y primero a segundo de secundaria, mientras que para el resto de los grados escolares los alumnos pasarán con promedio mínimo de seis.

La calificación del último periodo se conseguirá al promediar la obtenida en los primeros dos y con los criterios que menciona la dependencia federal; mientras que para los niños de preescolar no se registrará la evaluación del tercer periodo, y los alumnos de primero a tercero pasarán de año con el sólo hecho de haberlo cursado.

Estableció que las calificaciones del tercer periodo y el promedio final del ciclo escolar, así como la entrega de boletas de calificaciones y certificados de estudios, se realizarán los días 18 y 19 de junio vía telefónica o a través del correo electrónico, informando que la versión física de estos documentos se les entregará a los padres de familia al inicio del próximo ciclo escolar.