La alianza farmacéutica Pfizer y BioNTech tiene lista la producción de 100 millones de dosis de su vacuna contra covid-19, para iniciar su distribución y aplicación en noviembre de este año, ya que se espera que su autorización regulatoria le sea otorgada en octubre.

Y de cumplirse con los tiempos estimados, se convertiría en la primera vacuna contra el virus SARS-CoV-2 que se utilizará en el mundo.

En entrevista con Grupo Imagen, Alejandro Cané, líder de asuntos científicos y médicos para América del Norte de la división de vacunas de Pfizer, señaló que debido a la eficacia, seguridad y efectos secundarios menores, que ha presentado el desarrollo de su inmunización – BNT162-  existe la confianza de que en un mes sea aprobada, ya que desde febrero pasado se está trabajando  -en tiempo real- enviando los resultados a la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y a la Agencia Europea de medicamentos (EMA).

Añadió que la vacuna que se aplicaría en dos dosis con un intervalo de tres semanas, se desarrolló con una tecnología basada en el ARN mensajero del virus que es la copia de la información genética del virus SARS-CoV-2.