XALAPA.- Por no cumplir con el mandato constitucional de contar con certificación de confianza y su revalidación, el Congreso del Estado determinó separar de manera temporal del cargo al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, designó en su lugar a Verónica Hernández Giadans.

En la reunión de trabajo de la Comisión Permanente se presentó el documento que fue votado de manera inmediata y que llevó a la separación del titular de la FGE con el argumento de hacer valer la impartición de justicia en el Estado.

Los diputados presentaron el documento que se leyó, justificando la reforma a la Constitución Federal de 2008, que señala que ninguna persona que no esté certificada en el Sistema Nacional de Seguridad Pública podrá pertenecer a las instituciones de Seguridad. 

También establece que si no se cumplen con los requisitos podrá ser removido por estos motivos. 

Detallan que desde su nombramiento en 2016, el Fiscal no ha cumplido con la certificación correspondiente.

Diputados panistas que protegían a Winckler se enfrentaron con la Policía que les impidió el acceso a la Fiscalía.