Tierra Blanca.-  Una fuerte discusión que mantuvieron un par de personas terminó con un enfrentamiento a machetazos, donde el resultado final fue de dos personas lesionados; uno con dos dedos amputados y lesiones en diferentes partes del cuerpo, mientras que el otro herido fue atendido en su domicilio de las lesiones que presentaba.

Los hechos de la riña se dieron en la comunidad del Huaco, municipio de Tierra Blanca, alrededor del medio día del sábado, cuando de una conocida cantina, salieron dos compadres en estado de ebriedad.

A su salida, comenzaron a agredirse verbalmente, en una disputa por el amor de una mujer, que se convirtió en una pelea cuerpo a cuerpo, donde utilizaron como armas, sus machetes.

En la pelea, ambos se lograron herir aunque no de muerte; personas que estaban cercanas contemplando los hechos, dieron parte a la Policía para que se realizara la detención de los rijosos antes de que se quitaran la vida.

Tanto autoridades como personal de asistencia llegaron al lugar que les indicaron los denunciantes, empero ya no les encontraron allí.

Por ello iniciaron un operativo de búsqueda para localizar a los lesionados.

La información proporcionada por testigos asegura que un sujeto caminaba solitario con rumbo al colegio militar de esa zona, sangrando profusamente.

Las autoridades recojieron esos datos para dirigirse a ese lugar, sin localizar a nadie.

Mientras tanto, a la Cruz Roja arribó el señor Marco Herrera Rojas de 40 años y con sendas heridas producto de cortes en el hombro y brazo, además de faltarle dos dedos que había perdido, Marco es originario de la comunidad de Huaco.

Los paramédicos dieron aviso a la Policía para que fueran a tomar datos del lesionado; al cuestionarle sobre su condición, confesó haber tenido una riña con Samuel Mina Mora, su compadre y amigo, y sobre el motivo, fue una mujer. También informó que Samuel había huído a su domicilio.

Motivo por el cual una de las patrullas se movilizó para dar con el paradero del otro lesionado, quien había perdido una cantidad que sangre suficiente para hacerle peligrar. Por ello solicitaron la asistencia de la ambulancia, misma que lo trasladó a la benemérita institución.

Amos quedaron en calidad de detenidos hasta deslindar responsabilidades por violentar el orden público; Marcos Herrera podría perder el brazo, además de los dedos.

Julio Valdivia

el buen tono