Huatusco.- La creación de mecanismos en pro de la inversión productiva, más allá de la entrega de subsidios e incentivos que finalmente son destinados para otra cosa, es el rumbo que deberá de tener la distribución de los apoyos destinados al campo.

Los recursos asignados al campo deben tener una visión de inversión productiva más que de subsidios, pues el recurso va mal encaminado y no logra el objetivo a largo plazo de rescatar el agro mexicano.

El presupuesto de Egresos de la Federación 2013, señaló que antes de ver en qué se va a gastar el dinero, primero hay que analizar de dónde se va a sacar, manifestando que se debe trabajar en la Ley de Ingresos con carácter urgente para así saber con cuántos recursos se podrá contar para el próximo año y a partir de ahí crear esquemas para la distribución equitativa del recurso.

Al sector rural por costumbre se le ha dejado olvidado o se le da poco apoyo y que es un reto para ellos equilibrar estos recursos, ya que al ser un sector lleno de trabas, prácticamente nunca se concretan al cien por ciento los programas que en teoría deberían de funcionar.

Se informó que habrá una revisión al mecanismo de integración del presupuesto en la que se tome la opinión de los sectores social, empresarial y gubernamental, con el objetivo de elaborar una propuesta que le sea útil tanto a esta comisión como a la de presupuesto.

Mauricio Lanez Vazquez

El Buen Tono