in

Lejos de ser una pandemia

ADD

Agencia

Todavía no salimos del virus del Covid 19 y ya tendremos que empezar a lidiar con otro. Ahora se trata de la viruela del mono o viruela símica que se está presentando en 14 países y con 90 casos confirmados.

¿Pero en realidad debemos preocuparnos por esta enfermad?

Expertos comentan que esto no es otra pandemia y por consiguiente estamos lejos de llegar nuevamente a un confinamiento para contener la propagación de la viruela símica.

De lo que sí están seguros es que este no es un brote inusual y sin precedentes que ha sido una sorpresa para los propios científicos ya que es de preocuparse cuando el virus cambia su comportamiento. Hasta el momento esta enfermedad era bastante predecible.

Al estar fuera de su hogar habitual, el virus tiene la necesidad de propagarse por lo que requiere un contacto cercano para reproducirse; los brotes tienden a ser pequeños y desaparecen por sí solos.

Lo importante y lo que debemos tener muy presente es que la viruela símica es un virus conocido, no uno nuevo, y gracias a los avances de la medicina hay vacunas y tratamientos para combatirlo.

En la mayoría de los casos se presenta como una enfermedad leve pero sí puede ser más peligroso para niños, embarazadas y personas con sistemas inmunológicos débiles.

Sin embargo, el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, alertó sobre los contagios: “A medida que entramos en la temporada de verano (…) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse”.

¿Cómo se transmite? 

El hogar natural del virus son los animales salvajes y en realidad se cree que son roedores y no monos los que lo están transmitiendo. 

Cuando alguien en las selvas tropicales de África occidental y central entra en contacto con una criatura infectada, el virus salta entre especies. 

Su piel estalla en una erupción, que se ampolla y luego se forma una costra.

Superiberia

Ratas panteoneras de Paso del Macho

AMLO anuncia liberación de mujer indígena detenida en Tamaulipas