México, D.F.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, señaló que la liberación de la francesa Florence Cassez obedeció a una serie de omisiones e irregularidades cometidas por agentes y mandos medios y superiores, adscritos a la PGR y a la entonces AFI. Aclaró que su libertad “no fue por ser inocente”.

Al presentar los resultados de su investigación, el ombudsman nacional anunció que en esta semana presentarán una denuncia ante la PGR por los delitos de ejercicio indebido público, abusó de autoridad e ilícitos cometidos contra ala administración de justicia en contra de 21 servidores públicos involucrados en la detención de Florence Cassez.

De los 21 servidores públicos que serán denunciados, 15 son agentes de la extinta AFI, dos son agentes del MP y los cuatro restantes son mandos medios y superiores de la propia agencia federal.

Plascencia Villanueva dijo que los nombres de los presuntos responsables serán entregados en un sobre cerrado a la PGR, pues señaló que la CNDH no quiere generar un estigma de estas personas y que le corresponderá al Ministerio Público determinar su responsabilidad.

 

 

AGENCIA