ads

CÓRDOBA.- Tras efectuarse a puerta cerrada la misa dominical, el obispo coadjutor Eduardo Cirilo Carmona, señaló que el mayor peligro que puede haber, es que nos consideremos sólo espectadores de lo que se está viviendo.

Señaló que aún cuando todos los ritos relacionados con la Semana Santa, lo más importante es que cada uno de los católicos se identifique con estos.

Evocando al Papa, recordó que en estas épocas difíciles, Cristo viene a servir, agregó, Jesús en esta época padeció el abandono de sus amigos hasta de su padre, lo que relacionó con estos tiempos de pandemia, pues aseguró que varias personas también están sufriendo del mismos abandono.

En este sentido, el Obispo hizo un llamado a los feligreses a no dejar en abandono a las personas que están sufriendo, a ayudarlos para salir adelante juntos de esta situación crítica.

ads