• Para abatir rezagos

CÓRDOBA.- Unos seis nuevos auxiliares de fiscales llegarán a la Fiscalía Regional de Córdoba para coadyuvar en la erradicación de los casos que se tienen, dijo el fiscal Jaime Cisneros.
Respondiendo al cuestionamiento sobre pedir más personal para atender el rezago que dejó la pandemia del Covid-19, dijo que fue a través de un programa y campaña donde se solicitaron más fiscales.
Se les aplicó filtros de control de confianza, pruebas de conocimiento, psicológicos y psicométricos para que entrara personal calificado”, expuso Cisneros.
Sin dar detalles de cuántos, dijo entró un gran número de auxiliares fiscales y algunos serán distribuidos en áreas donde se requieran o se vea sean necesarios.
En Córdoba, la fiscal Verónica Hernández instruyó se incluyeran en distintos puntos de la región 7 fiscales de apoyo en funciones institucionales, pues desde hace dos meses a la fecha el tener personal limitado al ser vulnerables ante la pandemia hace que sea poca gente la que labore.
En otro tema, dijo se encuentran retomando actividades y que el personal está laborando a un 100 por ciento y, sin dar más detalles, expresó si existe una cantidad mínima de personas que están realizando home office, al pertenecer al grupo vulnerable.
Cuestionado sobre los rezagos existentes en investigaciones, Jaime Cisneros abundó que se está dando continuidad en las carpetas y se está avanzando en el atraso que se tiene.
Las desapariciones han sido un tema paulatino y sobre este aspecto reiteró que la alerta amber, en el caso de menores de edad, se activa conforme se emite la denuncia y sin atrasos, llevando a cabo protocolos necesarios ante la fiscalía especializada en desapariciones.