Tierra Blanca.-  De un certero balazo, al parecer calibre 22, fue asesinado el mayoral del rancho Acotope, Clemente Hernández Mora, de 62 años de edad, el cual fue encontrado por su hijo de 13 años, quien dio parte a su familia y a la propietaria del rancho, la cual informó a la Policía sobre los hechos, donde había sido privado de la libertad su empleado.

Elementos de la Policía Municipal así como personal de la Secretaría de Seguridad Pública se desplazaron al rancho Acotope, donde fueron informados por la familia que se encontraba tirado en el rancho de Reynol García Barbis, el cual colinda con el Acotope.

Los uniformados llegaron a las 20:00 horas para acordonar el área, en espera del licenciado Ángel Vichi Fomperosa, agente del Ministerio Público Investigador, así como el Perito y el comandante de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), Rafael Rascón Medina y personal a su mando.

El cuerpo se encontraba tirado boca abajo junto a una camioneta color amarilla, con herramienta de trabajo.

A simple vista se le apreciaba una mancha de sangre en la espalda donde indicaba una herida de bala que lo había privado de la vida.

Una vez que personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz arribó al lugar de los hechos, se confirmó que Clemente Hernández Mora había recibido un balazo en la espalda, el cual se le incrustó a la altura del pulmón y le provocó una muerte casi instantánea, por lo que una vez de haber realizado la inspección ocular en el lugar del homicidio, el cuerpo fue levantado y trasladado a la funeraria Amador Noriega para la necropsia de ley.

Por su parte la AVI dijo contar con la probable identidad del asesino y debido a la secrecía de las investigaciones se reservó el nombre.

 

Pedro Tamayo Rosas

Colaboración