ads

Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, dijo esta noche que para evitar casos como el asesinato de Giovanni López se decidió, a nivel federal, no utilizar la fuerza para frenar a la pandemia de la COVID-19.

“Expresamos nuestras condolencias a la familia de Giovanni López. Es una pérdida de una vida humana y eso siempre debe movernos. Es una pena, lamentamos la pérdida. Sobre las circunstancias que llevaron a ese deceso, no quisiera emitir una opinión, pues debe llevarse un proceso. Si opinamos estorbamos”, señaló el funcionario durante la conferencia vespertina en Palacio Nacional.

“Es precisamente por eso que una y otra, y otra vez, cuando surgía la pregunta o propuesta, la idea de usar la fuerza, la respuesta ha sido no, no, porque si uno militariza o no convierte a la acción de la salud pública en un asunto de convencimiento, es un desperdicio, es desperdiciar la capacidad analítica de la sociedad. Decidimos que claramente que las personas no fueran sujetos del acto de autoridad, sino a sus contextos. ¿Por qué sale la gente a la calle? Para trabajar, ir a la escuela, para recrearse, las medidas fueron dirigidas a esos contextos, ya que sabemos que es una sociedad víctima de abusos, impunidad, y en la que hay una lenta procuración de justicia (desde hace años)”, dijo al ser cuestionado sobre el caso.

ads