Se rumorea que la red de telecomunicaciones de quinta generación (5G) está acelerando la propagación del nuevo coronavirus en la medida que la red celular suprime el sistema inmunológico de las personas.

El hecho es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y algunas organizaciones de verificación de hechos, no hay evidencia de que la 5G tenga algo que ver con la propagación de la COVID-19.

Full Fact, una organización benéfica británica de verificación de hechos, desacreditó ese rumor al decir que “la principal implicación de la afirmación de que la 5G puede afectar el sistema inmunológico es totalmente infundada. No hay evidencia que vincule el nuevo coronavirus con la 5G”, según Business Insider.