Con motivo del Día Mundial para la prevención del suicidio -que se conmemoró el pasado 10 de septiembre- Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, reconoció que la atención de la salud mental en México es “francamente obsoleta”.

Sin considerar todavía los efectos negativos de la pandemia de covid-19 en la salud mental de los mexicanos, el funcionario señaló que son grandes las carencias que prevalecen desde hace más de tres décadas.