En medio del incremento de las presiones internacionales, con numerosos países de la Unión Europea reconociendo a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro acudió el lunes a una marcha en la ciudad de Maracay, en el estado de Aragua, donde se conmemoró la fallida intentona golpista que encabezó su antecesor, el fallecido Hugo Chávez, hace 27 años.