El número de muertos por la ruptura de la presa en la ciudad brasileña de Brumadinho aumentó hoy a 134, mientras que otras 199 personas siguen desaparecidas, además que la vida silvestre también se encuentra en riesgo, indicaron hoy expertos.

Luego de que las autoridades suspendieran las labores de rescate debido a las intensas lluvias en la zona de la ciudad de Brumadinho, en el sudeste de Brasil, señalaron que la posibilidad de encontrar sobrevivientes en “mínima”.