Orizaba.- En la ciudad prevalece el problema de la pobreza tanto patrimonial como alimentaria, cuyo combate no sólo compete al Ayuntamiento, sino a ciertas políticas para fomentar el empleo, reconoció el síndico, Guarino Castelán Crivelli.

Dijo que el Ayuntamiento regulariza desde asentamientos humanos hasta la creación de obras y servicios que dignifican la calidad de vida de las personas.

Sin que se tenga un dato preciso de familias en condición de pobreza extrema, calculó que es mayor de cinco mil el número de ciudadanos que estarían en apuros económicos, porque tan sólo el padrón de Oportunidades revela un alto porcentaje de beneficiarios.

 

Matilde De los Santos P.  

El Buen Tono