El Canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón dijo que el hecho que el Departamento de Justicia de Estados Unidos haya desestimado el caso del General Salvador Cienfuegos Zepeda para enviarlo a México y que acá se le juzgue “no es un camino a la impunidad”.

Es, afirmó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), un acto de respeto al Ejército mexicano, como institución, y a la soberanía de México.

“La investigación tendrá que sustentarse y probarse, que los indicios tendrían que ser confirmados, o no; significa un acto, una decisión, que vemos con simpatía que pensamos positiva, no la vemos como un acto de impunidad, sino como un acto de respeto a México y a las Fuerzas Armadas, significa que las bases de seguridad habrán de mantenerse, porque sólo se pueden mantener si hay respeto a la soberanía de México”, aseveró en una breve conferencia de prensa.