La despenalización del aborto, justicia para las víctimas de feminicidio y reducir la violencia de género fueron las exigencias de cientos mujeres que este sábado participaron en la décima edición de la Marcha de las Putas en esta capital, situada en el centro de México.

Las mujeres se concentraron en el Zócalo de la ciudad de Puebla, capital del estado de mismo nombre, con banderas y pañuelos de color morados y verdes, para hacer visible las demandas de la marcha.

La movilización comenzó con una batucada como denuncia para ser escuchadas y dar a conocer a los ciudadanos que hay hombres que quieren callarlas para no mostrar los fallos del patriarcado que ha existido durante muchos años y pretenden que sea erradicado, según las organizadoras.