La primera caravana de migrantes centroamericanos lleva con ella a 106 niños y niñas sin familiares o personas que los acompañen, lo que los hace más vulnerables a redes de trata y tráfico de órganos, señaló la asociación Save the Children.

En el marco del lanzamiento de la campaña #SantaEresTú para apoyar el desarrollo de la primera infancia en México, la asociación internacional mencionó que durante la estancia de la primera caravana en la Magdalena Mixhuca se pudo detectar la cifra aunque “seguramente son más”.

“Pueden ser sujetos a redes de trata, de tráfico de órganos, de tráfico sexual, etcétera, ese es el gran riesgo”, recalcó en entrevista con Notimex la directora de Alianzas México y América Latina de Save the Children, Mariana Valdés Riveroll.