Superiberia

ORIZABA.- El socio de la Cámara Nacional de la Industria de los Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), David Castañeda Roldán, reconoció que muchos de los empresarios de este rubro están trabajando “en número rojos” debido a la crisis económica que ha generado la pandemia y la limitación de actividades no esenciales.

Comentó que aparentemente se puede observar que en los restaurantes hay gente y se pudiera pensar que hay movimiento, pero hay que recordar que el protocolo exige que nosotros trabajemos al 50 por ciento de nuestras mesas, es decir, cancelamos el servicio en la mitad de las mesas”.

Detalló que tan solo en el mes de diciembre, época en la que tuvieron un muy débil respiro porque con ello pudieron hacerle frente a los pagos de prestaciones a los trabajadores de fin de año, lograron el 70 por ciento de comensales, dentro de ese limitado 50 por ciento de atención al público que se les permite por disposición oficial de la Secretaría de Salud.

Vecino