Superiberia

Orizaba.- La iglesia católica realizó un llamado a los tres niveles de Gobierno para que se deje a un lado las divisiones, los intereses partidistas, proselitistas e invertir y actuar por el bienestar de los gobernados; lo anterior ante la polémica que ha surgido por la adquisición de vacunas contra el Covid-19. 

El Vocero de la Diócesis de Orizaba, Hekyn Enríquez, destacó que “el deber de un gobernante es buscar el bien común y priorizar las urgencias, cuando se tiene que velar por la salud y la integridad de los ciudadanos creo que se deben dejar a un lado las divisiones, los intereses partidistas, proselitistas e invertir y actuar por el bienestar de los gobernados”.

Ante ello, destacó que se espera “que los tres niveles de Gobierno busquen una sinergía, un apoyo recíproco, puesto que ahora se debe evitar toda división o manipulación del tema”.

Opinó que se debe priorizar la salud de los mexicanos y, sobre todo, a quienes lo necesitan de modo primordial y “es cierto, que ahora muchos estamos esperando la oportunidad de las vacunas”. 

Resaltó que esto “es independientemente de cómo pueden algunos traducirlo, creo que debe ser visto como junto con otros estados y otros gobernantes como la posibilidad que tendrían otros niveles de Gobierno para apoyarse en este tipo de iniciativas y que así los ciudadanos resulten beneficiados”.

Grave el desabasto de oxígeno

Además, manifestó que “es cierto que es grave el desabasto de oxígeno” que está ocurriendo en el Hospital General Regional de Orizaba (HGRO), de la Delegación en Veracruz Sur del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); sin embargo, esto es en respuesta al incremento en el número de casos fruto de las convivencias que se hicieron en diciembre.

Agregó que este desabasto de oxígeno se está dando, no solamente en la región, pues es en todo el país y recordó que en “distintos medios se han reportado las inmensas filas que están formando en ciudades grandes, como Ciudad de México y que han tenido que hacer familiares de personas enfermas, aumentando el padecimiento, el sufrimiento, la angustia de quienes a veces juegan minutos o tiempo que puede ser importante para salvar la vida de una persona”.

“Es por eso que no resulta extraño que incluso las empresas productoras de los tanques de oxígeno y las proveedoras de oxígeno estén alertando a la población para que eviten salir, para que se sigan usando de modo estricto las medidas de prevención, creo que esto debe concientizar a la población”, puntualizó.

Vacunación de 

sacerdotes debe 

ser solidaria

Enríquez Báez mencionó que, “como sacerdotes, creo que debemos ser tratados como todos los ciudadanos, en solidaridad con quien espera la vacuna, cada quien que la vaya recibiendo en el tiempo necesario, de acuerdo a lo programado por los protocolos a nivel nacional”. 

Dejó en claro que “los sacerdotes sabemos la responsabilidad que tenemos de cuidarnos, de llevar las medidas de prevención para evitar contagiarnos y también para cuidar de no contagiar a los demás”.

Aseguró que este sector entiende “la responsabilidad de llevar el pastoreo de nuestras respectivas comunidades, entendemos que nos debemos solidarizar con quienes esperan la vacuna, nosotros sabremos esperar de acuerdo a la edad, como es el
protocolo”.

Vecino