Estudiantes mexicanos de la Universidad Tecnológica de México (Unitec) se sirven de las colillas de los cigarrillos para crear objetos como cuadernos o macetas a base de pulpa de celulosa sin impacto ambiental, informó hoy la institución.

Ecofilter, proyecto ganador del “Premio Unitec a la Innovación Tecnológica para el Desarrollo Social”, permitirá evitar la tala de 3.094 árboles cada año, contribuyendo así a mantener limpios alrededor de 381.000 de litros de agua.

Paola Garro, líder del proyecto, dijo que su desarrollo consiste en la recaudación de colillas de cigarro, ya sea por medio de colectas o contenedores específicos, con el objetivo de dar otro uso a estos residuos tóxicos.

Para transformar el desecho en algo útil, se extrae la sustancia tóxica de la colilla en un proceso que tarda entre 10 y 15 días.

“Una vez terminado este periodo, lavamos la colilla, la dejamos secar y se genera la pulpa de celulosa licuada o en seco”, dijo.

 

FUENTE: DIARIO YUCATÁN