CDMX.- México se ubicó como el segundo país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la mayor inflación en agosto de este año, al registrar una tasa de 4.0 por ciento respecto al mismo mes de 2019, debido, sobre todo, al alza en los precios de los alimentos.

El organismo internacional señaló que la inflación anual de México en agosto fue resultado del alza de 7.5 por ciento en el precio de los alimentos, así como del ligero incremento de 0.3 por ciento en los energéticos.

Así, la inflación de México, de 4.0 por ciento, rebasó a la del promedio de la OCDE, de 1.2 por ciento anual en agosto de este año, con lo cual se mantuvo en el mismo nivel de julio pasado.

Explicó que la inflación promedio para el conjunto de 37 países que integran el organismo obedeció a que los precios de la energía siguieron cayendo en agosto, en 7.1 por ciento, aunque a un ritmo más lento que en julio, cuando bajaron 8.4 por ciento, mientras que la inflación de los precios de los alimentos repuntó ligeramente a 3.9 por ciento, desde 3.8 por ciento en julio pasado.

De acuerdo con el reporte de la OCDE, sólo Turquía, con 11.8 por ciento, tuvo una inflación superior a la de México (4.0 por ciento), a la cual le siguieron República Checa, con 3.3 por ciento; Islandia, con 3.2 por ciento, y Polonia, con 2.9 por ciento.

En contraste, en agosto los países del organismo que reportaron disminución en su inflación fueron Corea, con 1.9 por ciento; Irlanda, con 1.0 por ciento; Estonia y Suecia, con 0.9 por ciento en cada caso, así como Italia y España, con 0.5 por ciento a la baja, respectivamente.