CDMX.- Al parecer, el escape es un rasgo compartido en la familia Guzmán, tanto que hace pasar vergüenzas al Gobierno de México, publicó el diario The New York Times.

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, eludió las garras del Gobierno en numerosas ocasiones: en túneles, detrás de clósets, debajo de bañeras y a través de empinados desfiladeros en montañas remotas de Sinaloa. Incluso logró escapar de la cárcel dos veces.

De acuerdo con un exfuncionario estadounidense y otra persona con información sobre el asunto, la fuerza detrás de la respuesta rápida y efectiva del cártel fue otro Guzmán, el hijo mayor de “El Chapo”, Iván, quien ha asumido un papel destacado en el cártel desde que su padre fue capturado y extraditado a Estados Unidos y sentenciado en julio a cadena perpetua por los cargos de narcotráfico, asesinato y lavado de dinero.

Estas personas aseguraron que en un inicio Iván Archivaldo también fue capturado por los militares, pero que sus secuaces rápidamente sometieron a las Fuerzas Armadas y lograron su liberación. En cuanto estuvo libre, el hermano mayor orquestó una impresionante demostración de fuerza para conseguir la libertad de su hermano Ovidio.