in ,

México y Centroamérica enfrentan temperaturas sin precedentes debido a un domo de calor

Superiberia PUBLICIDAD

Con la llegada de la nueva estación, México, Centroamérica y partes del sur de Estados Unidos están experimentando temperaturas extremas, todo debido a la formación de un domo de calor. Este fenómeno atmosférico actúa como una tapa, impidiendo la formación de nubes y creando un ambiente cálido y seco, similar a un horno, que eleva significativamente las temperaturas en la superficie terrestre.

Un domo de calor es una zona de alta presión que atrapa el calor cerca de la superficie terrestre, impidiendo que el aire caliente se eleve y se disperse, lo que normalmente conduciría a la formación de nubes y precipitación. En lugar de eso, el aire caliente queda atrapado cerca del suelo, incrementando las temperaturas día tras día.

Este fenómeno está estrechamente vinculado con las fluctuaciones en las temperaturas oceánicas. El calentamiento del agua del océano es el primer eslabón en la cadena, seguido por la transferencia de calor al aire que se mueve hacia el interior de la tierra. Cuando este aire caliente alcanza las zonas terrestres, queda confinado por un sistema de altas presiones, creando un domo de calor.

La presencia de un domo de calor tiene múltiples efectos negativos. Las temperaturas extremadamente altas pueden causar golpes de calor y otros problemas de salud relacionados con el calor, especialmente entre las poblaciones vulnerables. Además, la falta de lluvias asociada con estos domos puede exacerbar las condiciones de sequía, impactando negativamente la agricultura y el suministro de agua.

Es crucial entender cómo y por qué se forma un domo de calor para adaptarse a sus impactos y mitigar sus efectos en el futuro.

CANAL OFICIAL

Incendios arrasan con áreas boscosas; Están activos en Alpatláhuac y Calcahualco

Fuerza Civil abusa de profes; Los somete a revisión violenta, acusan