Tulum.- Mientras el Gobierno de Quintana Roo pide apoyo para resolver la llegada del sargazo a sus playas, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que no es un problema “gravísimo” y se va a resolver con apoyo de la Marina.

Al encabezar la entrega de apoyos de programas sociales en Tulum, dijo que ya instruyó a la Semar para que construya embarcaciones que recojan esta alga.

El Presidente dio estas declaraciones frente al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, quien minutos antes tomó la palabra en el evento para pedir ayuda a la Federación porque a diario se están recogiendo mil toneladas de sargazo en las playas públicas.

Aseguró además que este problema está afectando al turismo que deja una derrama de 14 mil millones de dólares anuales al País con más de 17 millones de visitantes.

Cifras de la asociación de hoteles de la Riviera Maya han estimado pérdidas económicas entre enero y mayo de 2019 de hasta 20 millones de dólares entre la Riviera, Cancún y Puerto Morelos debido a la aparición de esta alga que se suma a la crisis de inseguridad en la región.

Pese a esto, López Obrador aseguró que se dará un trato preferencial a Quintana Roo porque históricamente ha aportado millones de pesos al País gracias a sus destinos turísticos. Por ello, se comprometió a ordenar el territorio y frenar los despojos de tierras, por lo que ordenó al Secretario de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial tener presencia en la zona.

Y dijo que cumplirá con su propuesta de convertir a Chetumal en zona libre, tal como está ocurriendo en la frontera Norte donde se disminuyó el pago de ISR, IVA y el precio de las gasolinas.

En torno a los apagones, dijo que esto se debe a que se abandonó el sistema eléctrico, y como afirmó el pasado viernes en Yucatán, se construirá una nueva planta generadora y se llevará gas natural desde Tuxpan, Veracruz. Sobre los conflictos agrarios aseguró que dio instrucciones al Procurador Agrario.