• Incrementó su cauce
  • La demanda de al menos 700 habitantes, es que encargados de Hidroeléctrica Santa Rosa se responsabilicen de desfogar el líquido acumulado por las lluvias para evitar afectaciones a sus viviendas

CD. Mendoza.- Para seguridad de vecinos de la avenida Ignacio Ramírez, se monitorea el canal de la ex Civsa que incrementó su cauce por las lluvias y las tres compuertas para evitar desbordamientos, aseguró el comisionado especial de Hidroeléctrica Santa Rosa, José Torres Serrano.
La demanda de al menos 700 habitantes asentados entre la calle Melchor Ocampo y límites con el municipio de Nogales, es que encargados de Hidroeléctrica Santa Rosa se responsabilicen de desfogar el líquido acumulado por las lluvias para evitar afectaciones a sus viviendas.
Asimismo del corte de maleza y limpieza del cauce, donde personas irresponsables arrojan basura, escombro y animales muertos que pueden causar taponamientos y provocar problemas en plena temporada de lluvias.
Como responsable de la seguridad del canal , Torres Serrano indicó que de las compuertas ubicadas en la el lugar conocido como Taza de Agua, el Puente de Piedra y Las Aguacateras, son reguladas por una cuadrilla de seis trabajadores que se turnan para monitorear el cauce cuando llueve para abrirlas de inmediato y desfogar al río Blanco.
Con respecto a la limpieza del cuerpo de agua que tiene tres kilómetros de longitud, reconoció que en el centro de la ciudad apoya el Ayuntamiento y en los extremos se hace cargo la misma cuadrilla de trabajadores. Si los ciudadanos detectan a vecinos arrojando desechos, los exhortó a reportarlos en Hidroeléctrica Santa Rosa, para que se tomen cartas en el asunto.