Un extraño monolito de metal descubierto recientemente en Rumania —que guardaba gran parecido con el monolito metálico del desierto de Utah— ha desaparecido de manera poco clara, igual que su par de EU.

La estructura de un “metal brillante”, de unos cuatro metros de altura y triangular, fue descubierta el 26 de noviembre a pocos metros de la antigua fortaleza Petrodava (región de Neamt), en un área protegida. A diferencia del artefacto descubierto en EU, el del país europeo no tenía una superficie lisa, sino que estaba cubierto con un patrón.

El origen o autores de ambos monolitos no han sido confirmados. Las suposiciones más creativas sobre su propósito apuntaban a una “súper arma alienígena” o un “dispositivo de la NASA”. En cuanto al artefacto de Utah algunas personas sugieren que se trataba de una estrategia de marketing o una instalación de arte en honor al escultor minimalista John McCracken.