Orizaba.- Maestros de la región indígena montaron esta tarde en la calle Madero del centro de la ciudad la primera ofrenda náhuatl y luego repartieron los alimentos a los orizabeños, están en contra del “Halloween”.

Flores de zempoalxóchitl, que en náhuatl representan a los doce meses del año en el calendario azteca, una cruz que simboliza los elementos fundamentales de vida, agua, aire y sol o tierra e incluso la orientación del hombre, los platillos que le gustaba saborear al difunto, rosquetes, hojaldras, velas, tlaxcales, agua bendita e incienso, fueron los elementos que adornaron la ofrenda sólo durante algunas horas.

El profesor Eladio Hernández Maldonado, secretario general de la delegación 0443 de maestros jubilados y pensionados dependientes de la sección 32 del SNTE, dijo que albergando a profesores de educación bilingüe indígena de la sierra de Zongolica, quieren dejar en la mente y corazón de la gente en las ciudades que nuestras tradiciones no tienen por qué morir.

“Exponer las ofrendas es una forma simple y clara de decir ‘no hay halloween’, ni tiene porqué haberlo, somos mexicanos indígenas orgullosos de nuestras raíces”.

Con música viva, tequila y diálogo directo con los que ya se han ido, se celebra esta ocasión, recordando a quienes ya no están físicamente.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono