• EL ACCIDENTE LO PROVOCÓ SU PAPÁ
  • El percance sucedió, la noche del miércoles, cuando el preventivo circulaba a exceso de velocidad y bajo los influjos del alcohol a bordo de un Chevy rojo, pero al parecer perdió el control del volante e invadió el carril contrario, en donde embistió a otro Chevy en el que se desplazaba Ríos Romero, quien murió en el lugar, mientras que la menor murió durante la madrugada.

Santa Ana Atzacan.- La madrugada de ayer, murió en el Sanatorio Covadonga Dasha Fernanda “N”, la menor que resultó lesionada tras el accidente que provocó su papá, un policía municipal que circulaba en estado de ebriedad sobre la carretera El Jazmín-Potrerillo y que le costó la vida a otro hombre.
La pequeña tenía un año siete meses de edad y, de acuerdo a la necropsia que le practicó el médico legista, se determinó que falleció a causa de un traumatismo craneoencefálico severo, a causa del fuerte encontronazo entre el vehículo en el que viajaba, junto con su mamá y sus hermanos y la otra unidad. Fueron agentes de la Policía Ministerial Acreditable quienes se trasladaron al nosocomio junto con peritos, para realizar las diligencias correspondientes, a fin de que los restos de la menor pudieran ser entregados a sus familiares.
Por su parte, se dijo que el estado de salud de los otros dos lesionados se reporta como fuera de peligro, por lo que podrían ser dados de alta en las próximas horas, ya que las lesiones que sufrieron no representan mayor riesgo para su salud. Mientras tanto, el policía zoquiteco, Fernando Basilio, continúa internado en una cárcel preventiva y será puesto a disposición de la Fiscalía Regional para que el Juez legalice su detención y sea sometido a proceso por los delitos de homicidio doloso, lesiones y daños, ya que además del deceso de su hija, también resultó muerto Javier Ríos Romero, de 54 años.