Los cadáveres de cinco personas fueron encontrados en sus autos en la pequeña comunidad de Paradise, en el norte de California, arrasada la noche del jueves por un incendio forestal que seguía extendiéndose hoy por partes del condado de Butte, informaron las autoridades.

La Oficina del Sheriff del Condado de Butte informó que las victimas fueron descubiertas este viernes atrapadas en vehículos que fueron alcanzados por las llamas, al no poder evacuar a tiempo ante la rapidez con la que se extendió el incendio Camp Fire la noche del jueves

“Debido a las lesiones por quemaduras, la identificación no se pudo realizar de inmediato. Se realizarán autopsias para determinar las circunstancias de las muertes y comenzar el proceso de identificación”, explicó el sheriff Kory L. Honea en un comunicado.

El sheriff no descartó la posibilidad de encontrar más víctimas, al señalar que las condiciones actuales en la comunidad de Paradise siguen siendo demasiado inestables para realizar una búsqueda en cada casa.