in

Mujer devuelve joyas arqueológicas robadas, asegura ser víctima de una maldición

Superiberia

En un giro sorprendente, una mujer, hasta ahora anónima, ha devuelto joyas arqueológicas robadas en la histórica ciudad de Pompeya, al sur de Italia, alegando haber sido víctima de una presunta maldición.

La confesión llegó mediante una carta dirigida al director del parque arqueológico, Gabriel Zuchtriege. En la carta, la mujer admitió el robo de las piezas y explicó que desconocía la existencia de la supuesta maldición. Después de llevarse las joyas de la zona histórica, recibió la impactante noticia de un diagnóstico de cáncer de mama.

La mujer, descrita como joven y sana, atribuyó su diagnóstico a una supuesta mala suerte generada por haber tomado las piezas arqueológicas. La confesión revela una mezcla de arrepentimiento y creencia en fuerzas sobrenaturales vinculadas a su acción.

El director del parque arqueológico, Gabriel Zuchtriege, compartió la carta en sus redes sociales, expresando su sorpresa ante este caso singular. La carta, además, iba acompañada por la devolución de las joyas sustraídas meses atrás, cerrando este capítulo inusual en la historia de Pompeya.

Pompeya, ubicada en la región de Campania, en el sur de Italia, es un sitio arqueológico famoso por haber quedado enterrado bajo cenizas y piedra pómez después de la erupción del monte Vesubio en el año 79 d.C. La ciudad romana, bien preservada, atrae a visitantes de todo el mundo para explorar sus ruinas excavadas. Este incidente añade un toque de misterio y superstición a la rica historia de este antiguo enclave.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

VIDEO: Mujer escapa de oso en parque de Nuevo León

Usuarios a pie en Amatlán por bloqueo