Río Blanco.- A dos meses del llamado ciudadano ninguna autoridad en materia ambiental ha atendido el tema de la devastación del cerro Santa Catarina; cada vez más, taladores clandestinos dañan la montaña con el corte de árboles.

Ante la temporada de lluvias que trae como consecuencia el reblandecimiento de la tierra, vecinos de las colonias Xicotepec y Hospitalito temen que se registre un deslave o deslizamientos de piedras que pongan en riesgo su integridad.